ASÍ SUENAN LAS ALUCINACIONES MUSICALES DEL CEREBRO DE SILVIA

proyectos_especiales_de_desarrollo_agropecuariofa061e6b1f222de36626ac3377f90ec8f98d4f5ee17c71766de5efe1688bbb9f

silvia

Partitura anotada por Silvia, con sus alucinaciones musicales (Griffiths et al.)

MÚSICA,EMOCIONES Y NEUROCIENCIA POR PROYECTO THERAPI

La paciente O’C se despertó una mañana con una música dentro de su cabeza. Las melodías irlandesas de su infancia sonaban tan nítidamente como si las estuviera escuchando en la radio, hasta el punto de que la paciente empezó a preguntarse si no estaría sintonizando alguna extraña emisora con su cerebro. El episodio lo relata Oliver Sacks en su extraordinario libro “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” y es uno de los muchos casos de alucinaciones musicales registrados en la casuística neurológica.

cebf247e9cd4096059eaa8a55793d70fc8d006a50c821428abea97935f827df2bfa5fec97efc7540762555df8d26306eae3d487eef2f3b2bbcff1a570eaa320d

En el caso de la señora O’C, la causa fue una pequeña trombosis en el lóbulo temporal derecho del cerebro que provocó una “activación súbita de rastros de memoria musicales en la corteza cerebral”. Este tipo de alucinaciones afecta mayoritariamente a personas mayores y a menudo se produce a causa de daños cerebrales o enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia. Las personas empiezan a escuchar la música de repente, como si fuera un fenómeno real, y muchas veces resulta desagradable porque no pueden hacerlo parar.

[Te puede interesar: La profesora que se olvidó de leer, pero no de escribir]

Lo habitual es que el paciente escuche músicas que ya conoce, de su infancia, o melodías que conocía bien cuando era joven, aunque se ha dado algún caso en que la persona no reconocía las melodías. Y la sordera es un factor que predispone a sufrir este tipo de alucinaciones, aunque por sí sola no causa el fenómeno.

6baab2ee898097d3d2986728c9c52adc9b67764658dd3ba410355a76f8e366a0a040dda1c59fc2c84bb22f740d46cf7c

El caso que nos ocupa hoy es el de Silvia, una mujer de 66 años, profesora de matemáticas jubilada y aficionada a la música. Durante toda su vida tocó el piano y tenía una virtud que no tiene mucha gente: tenía oído absoluto. Hace 11 años, Silvia se quedó medio sorda y, alrededor de un año después, empezó a escuchar la repetición constante de dos notas. Paulatinamente, las dos notas se fueron convirtiendo en frases musicales y finalmente en melodías musicales. “Sonaban como una mezcla entre un instrumento de viento y una campana“, asegura en New Scientist.

La mujer dice ahora que es como tener su propio “iPod interno”. Vaya a donde vaya escucha la música y no puede hacer nada por remediarlo salvo… ponerse música. Cuando escucha una pieza de Bach, por ejemplo, su cerebro parece interrumpir la música alucinatoria y se centra en la que procede del exterior. Y esto ha otorgado una ventaja al científico Timothy Griffiths, de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, para estudiar lo que sucede en el cerebro de Silvia cuando la música se enciende y se apaga.

Una de las curiosidades del caso es que, gracias a sus conocimientos musicales, Silvia ha anotado las partituras de la música que escucha y es posible oírlas y “meterse en su cerebro” por un instante.

Algunos medios han pecado de amarillistas y han anunciado que los científicos han conseguido grabar las alucinaciones musicales de Silvia. En realidad, lo que han hecho es conocer cómo son estas melodías gracias a sus partituras. Lo importante del estudio de Griffiths y su equipo es que han analizado la actividad cerebral de Silvia durante las alucinaciones para comprender mejor cómo se producen y han descubierto un mecanismo que podría explicarlas.

[También en Neurolab: Jorge, un paciente que solo ve el lado derecho de la realidad]

Lo que han observado, en resumidas cuentas, son las áreas cerebrales que se activaban en el cerebro de Silvia cuando se producía una alucinación y cuando la interrumpían. Y lo han hecho mediante una técnica conocida como magnetoencefalografía. Las áreas activadas iban desde las relacionadas con el procesamiento musical propiamente dicho a regiones implicadas en la memoria o el procesamiento de imágenes.

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com

 

Esquema de la retroalimentación de la audición en el cerebro (Griffiths et al.)

En una persona que oye con normalidad, el cerebro reproduce el sonido de una forma predictiva y toma una especie de atajo para ahorrar energía: si el sonido predicho es correcto, el cerebro lo procesa inmediatamente, pero si no lo es, se activan otras áreas cerebrales para corregirlo. En el caso de Silvia, como apenas oye nada, su cerebro no tiene estímulos y los crea por sí mismo, activando las áreas ‘correctoras’ para crear alucinaciones.

Lo que aseguran los autores del estudio es que las alucinaciones musicales podrían estar causadas por esta especie de retroalimentación de las predicciones que hace el cerebro en personas con baja audición y esperan que, conociendo la causa, se puedan encontrar formas de combatirlas.

Referencia: A brain basis for musical hallucinations (Cortex) | Vía: New Scientist

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s